Martes, 09 de octubre de 2007
René Figueroa


El vicepresidente de ideología y ministro de Seguridad da por descontado que superará a sus adversarios en ARENA en caso de inscribirse, pero asegura que habrá transparencia en el proceso.

Héctor Silva Ávalos/Alfredo Hernández

Fecha de actualización: 10/9/2007


El ministro de Seguridad y aspirante a la nominación presidencial de ARENA se reconoce como “defensor de la fe ideológica” de su partido, aunque dice ser capaz de atraer al voto indeciso en los comicios de 2009. Acepta su cercanía con Antonio Saca, pero cree que haber ocupado altos cargos en la estructura arenera desde hace 21 años le da una “luz propia política”. En esta entrevista, René Figueroa también reconoce dos derechas en su partido, la popular y la empresarial; se dice capaz de dialogar con la que él no representa, la segunda. Evita, además, reconocer una cifra diaria de homicidios: se limita a mencionar que ha habido una baja de 310 respecto al año anterior.


¿Ha hablado el COENA de la posibilidad de adelantar procesos en vista de su declaración de intenciones y la de la vicepresidenta De Escobar?
Aún no se ha hablado, sin embargo, creo que deberíamos ponerlo en la mesa de análisis.

Me refiero específicamente a la selección del presidenciable. ¿No cree que 17 meses es demasiado?
Es un largo trecho. He escuchado recomendaciones de personas que dicen “evalúenlo, analícenlo, si es prudente adelantarnos”. No ha sido valorado en el COENA, sin embargo creo que deberíamos llevarlo a la mesa de decisiones. ¿Cuándo? No sé todavía, pero sí creo que debemos llevarlo.

La ANEP se mostró preocupada por una campaña proselitista tan adelantada; el presidente, sin embargo, dijo el sábado que los partidos tienen que estar en la calle...
Es válida la preocupación externada por el presidente de la ANEP, Federico Colorado. Creo que la población necesita y debe conocer las plataformas, las propuestas de los partidos, o de los candidatos cuando ya surjan; lo que ocurre es que 17 meses que faltan para la elección, son como 500 y pico de días, es una carrera larga, por lo tanto deberá valorar el COENA cuándo es el momento oportuno para llevarlo a la mesa del análisis y trazar las reglas del juego.

La vicepresidenta retomaba sus palabras y decía que esperaba que usted se apartara del proceso de selección cuando se defina el mecanismo. ¿En qué momento usted daría un paso al costado?
Cuando el COENA defina el mecanismo, incluso, cuando se esté analizando lo del mecanismo es conveniente no estar presente por transparencia y cuando el COENA establezca que no se puede ser juez y parte, que también coincido con eso, me apartaré.

¿Cómo interpreta lo que pasó en la Asamblea de ARENA donde hubo apoyos hacia su persona?
Fíjese que coincido con la visión de (la vicepresidenta) Ana Vilma (de Escobar) en el sentido de que la asamblea no era medir pulsos, no era para expresar apoyos para x en particular, era una asamblea para expresar apoyo al proyecto de ARENA. Era una expresión de fiesta, una expresión partidaria, de fuerza. Estábamos celebrando nuestro aniversario 26, que se ratificaba un COENA, por tanto, no era un momento para medir el pulso a favor de x persona.

Pero sí hubo una barra, un apoyo hacia su persona...
Yo creo que hubo reconocimiento para todos, así como se reconoció la trayectoria de Alfredo Félix Cristiani, de Armando Calderón Sol, del presidente (Antonio) Saca, del COENA, se reconoció a fundadores, a todo el mundo.

Pero usted acababa de hacer pública su intención de evaluar la candidatura y en la asamblea una barra coreaba su nombre...
También sucede que habemos varios que tenemos años de trabajar en el partido. Pero coincido con Ana Vilma en esa visión, ahí lo único que se vivió es el pulso de la fuerza de ARENA.

¿Qué tanto marcó a la asamblea de ARENA —como la marcó su decisión de hacer pública la intención de evaluar su precandidatura— que esa misma semana el FMLN haya hecho pública su fórmula presidencial?
El FMLN, al anunciar la composición de esa fórmula, preocupó al país, porque se nota la marcada presencia y la injerencia del Partido Comunista, por tanto, cualquier buen salvadoreño está llamado a defender la libertad, a defender la democracia, y este servidor había expresado su intención de no participar porque aún no estaba definida la candidatura del FMLN; sin embargo, vimos el dedazo de la imposición que se dio en el FMLN y Ana Vilma de Escobar hace el anuncio el jueves, haciendo uso del derecho que tiene ella de participar el política, eso demuestra que es un proceso abierto. Y al ver la composición de esa fórmula del FMLN, donde hay una gran injerencia de la ortodoxia del Partido Comunista, me sentí motivado a expresar que voy a evaluar, cuando llegue el momento, a decidir si voy a participar.

En 2003 hubo areneros que expresaron su voluntad de ser candidatos antes de que Antonio Saca fuera postulado. ¿Se podrá repetir ese escenario: René Figueroa expresa su voluntad, pero eventualmente otro arenero se constituye como candidato?
Yo esperaría más invitados a la fiesta. Esperaría que de aquí a que se inicie el proceso, algunos otros areneros u otros simpatizantes que comparten nuestra manera ideológica de pensar expresen su deseo y cuando se abra el proceso también se inscriban.

¿Pero usted no va a seguir el mismo camino que siguió Mauricio Sandoval?
¿En qué sentido?

Que expresó su inquietud, inició el proceso, pero al banderillazo de salida se apartó...
Mire, hoy por hoy mi expresión se mantiene.

¿Usted va hasta el final?
Yo dije: “Voy a evaluar y tomaré la decisión cuando se abra el proceso”. Por decir, la fecha que sea que se abra el proceso de inscripción ahí voy a expresar la decisión que he tomado.

Está evaluando, está pensando. ¿O está dispuesto a ir hasta el final?
Si yo doy el paso y me inscribo va a ser para luchar por la candidatura. Y si me inscribo como candidato voy a ser presidente.

¿De qué depende que usted dé el paso?
Hay una palabra fundamental, que es escuchar. Hay que escuchar, tomar el pulso nacional, hay que ver las necesidades que tiene la población en materia del perfil de la persona que deba dirigir los destinos de la nación. Todas esas consideraciones debe tomarlas en cuenta un candidato, no solamente aferrarse a “tengo el deseo”.

Usted dice que debe escuchar. En ARENA ya hubo voces que dicen que usted no es el mejor candidato. Incluso antes de que usted se lanzó, Armando Calderón Sol, que es una voz importante en el partido, dijo: “No creo que René sea un buen candidato por lo que tiene encima con el tema de seguridad”. ¿Cómo influye esa voz de cara a una candidatura?
Me reuní a conversar con el doctor Armando Calderón Sol y su hermano Tomás, me expresó en qué contexto y por qué dio esas declaraciones. Claro que hay que tomarlo en el análisis, lo que puedo expresar es que la seguridad ha mejorado y es algo que vamos a continuar mejorando; la vicepresidenta lo decía en la entrevista que recoge LA PRENSA GRÁFICA: “René contó con limitados recursos al inicio”.

Hoy con los limitados recursos, que los hemos estirado, los hemos maximizado, hemos logrado reducir los homicidios en un 10%. El mismo embajador (de Estados Unidos), Charles Glazer, lo decía: “Las calles están más seguras”.

La expresión del doctor Calderón Sol es genuina en el sentido que esa preocupación también la he hecho mía.

¿Qué número está manejando usted de homicidios diarios?
Tenemos 310 homicidios menos que el año pasado.

¿Y en homicidios diarios cuál es el número que maneja ahorita?
310 homicidios menos que el año pasado.

¿En cuanto a los diarios?
La cifra que quiero mencionar y debo mencionar es que vamos a la baja porque llevamos 310 homicidios menos que el año pasado.

¿Cuándo dejará su cargo en Seguridad para hacer su campaña?
Eso tendré que hablarlo con el presidente. Él tomará la decisión de a quién encomendarle ese reto tan importante.

La fecha límite es hasta mayo.
Constitucionalmente es mayo.

¿No es conveniente antes?
El análisis lo determinará, no me atrevería a descartarlo. Hablando con transparencia, no lo descartaría, pero los informes dirán.



“Luz propia”

Dice que va a retomar banderas sociales. ¿Seguirá la ruta de Saca al retomar la bandera de este quinquenio?
Voy a profundizarlo. Ha habido temas, como Escuelas Saludables, que vienen desde la administración de Cristiani. Los programas sociales del presidente Saca hay que profundizarlos. Yo soy un hombre de derecha, pero de derecha popular, con rostro humano, comprometida con los temas sociales. El tema de las banderas sociales no es exclusivo de la izquierda, porque nosotros somos una derecha que ha logrado posicionar esos temas privilegiando a quienes se encuentran en situación vulnerable. Tenemos que desarrollar nuevos temas sobre las necesidades de la gente de las comunidades.

¿Cuál es la diferencia entre popular y populista? Chávez también dice que es un presidente popular.
Populista es mentiroso. Aquí se está esperando todavía petróleo barato y una serie de manás que ofrecieron que iban a venir del sur, no del cielo... aún se está esperando eso. En cambio el presidente (Saca) habló de programas, como Red Solidaria, que ahí están; programa de semilla mejorada; ahí está el plan 2021; el presidente dijo que no se iba a privatizar la salud... Desde ya lo digo: esa será una bandera fundamental si llego a una candidatura, no privatizar la salud. Populista es el que ofrece y miente. Popular es quien cumple.

Si dice que ya saben dónde están las necesidades de la gente, ¿por qué hay que esperar otro gobierno arenero para solventarlas?
Cada presidente ha tenido su demanda histórica. Cuando Félix Cristiani llegó a la presidencia, yo trabajé al lado de él, y en ese momento su prioridad fundamental era callar los fusiles de la guerra. A (Armando) Calderón Sol le tocó reconstruir la estructura dañada y tomar medidas para refundar la nación. A Francisco Flores le tocó proyectar a El Salvador hacia fuera e incluirlo en los tratados de libre comercio. Sentado eso, viene el tema prioritario, lo social, que el gobierno de ARENA debe profundizar aún más.

¿Derecha popular? ¿Contrapone usted esa derecha a la derecha empresarial, financiera, que también está representada en su partido?
Alianza Republicana... Es una composición de diversos sectores. Los empresarios del país, en su inmensa mayoría, han evolucionado. Han comprendido que es necesario, para desarrollar el país, que den su contribución. Han comprendido cuál es su rol solidario. La derecha en El Salvador ha venido evolucionando y madurando; se cometieron muchos errores en los setenta y los ochenta. Hoy muchos hijos de aquellos empresarios se educaron fuera y han adquirido conciencia social.


Uno de los momentos más polémicos para el presidente Saca fue el lanzamiento de la reforma fiscal. No es secreto que le causó fricciones al Gobierno con los empresarios. Organismos internacionales han dicho que es necesario profundizar esa reforma. ¿Usted está dispuesto a profundizar la reforma fiscal aunque le cause roces con los empresarios, con la otra parte de la derecha?
Los empresarios han comprendido cuando ven que el 91% del presupuesto de la nación se financia con recursos propios...


¿Está dispuesto a profundizar la reforma fiscal?
Sí, estaría dispuesto, porque el empresariado salvadoreño ha comprendido que aportando con sus impuestos el país tiene mejores escuelas, mejor salud, mejor infraestructura: 91% del presupuesto se financia ya con recurso propio. Creo que el empresario salvadoreño ha madurado y lo ha comprendido. Si eso se hace hay que sentarse con el empresariado.


Varios analistas han dicho, luego de que usted hizo pública su intención de competir por la candidatura, que en ARENA es necesaria la alternancia interna. A usted, en su partido, se le identifica como alguien muy cercano a Saca ideológica y programáticamente. ¿Juega esto en su contra?
Yo tengo luz propia. Ingresé al partido en 1986 y tengo mi propia personalidad política. Aparte de mi formación como miembro de la juventud de ARENA, en las presidencias de Fredy Cristiani y Armando Calderón Sol y cuando vivía el mayor D'Aubuisson, tengo mi formación empresarial y una vocación pro empresa privada. Durante mi formación universitaria en Estados Unidos fui voluntario para la campaña de Ronald Reagan. La juventud de ARENA es el vivero de la alternancia; yo vengo de ahí.


En la parte ideológica a René Figueroa se le identifica como alguien muy duro. En su partido se dice que usted es el guardián de la fe ideológica arenera, ¿cómo hace alguien con ese perfil para halar votos que no son de la base dura de ARENA y que parecen clave para ganar una presidencial tal como se pinta la contienda?
Tengo la capacidad de pescar en el estanque del indeciso, del voto volátil, a través de los programas sociales. He tenido la capacidad de conciliar. En la Asamblea Legislativa me tocó conversar con Salvador Sánchez Cerén, con Schafik Hándal, y no fueron diálogos fáciles. Cuando hay que ser firme puedo serlo, pero también tengo la capacidad de acercarme y conversar con la izquierda.


¿Puede René Figueroa derrotar a una figura tan mediática como Mauricio Funes?
No me cabe duda. Lo puedo hacer porque nuestros programas son reales y se pueden materializar. Incluso, el candidato de ARENA lo va a parir el partido, no será impuesto por una cúpula. Al candidato y a los ortodoxos los podemos derrotar.


¿No es ventaja para el FMLN que ya tenga definido un candidato?
La diferencia es que nosotros tenemos la experiencia para posicionar a un país en el ranking de países con mayor libertad para invertir. Con la fórmula de la izquierda sería un experimento muy peligroso, porque a esos candidatos les falta la experiencia de administrar una nación.
Publicado por lalagunachalate @ 9:45
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Con Mauricio Funes ganara el salvador, no mas de las desgracias de arena en nuestro pais, casi diecinueve años de corrupcion y desgracias para todos nosotros, espero que en la laguna gane la gente no mas ladronismo y corrupcion. viva mauricio funes.
Publicado por LitoyLeti
Sábado, 13 de octubre de 2007 | 19:02