Martes, 04 de marzo de 2008


Maryelos Cea
Diario El Mundo

Uno de cada diez niños menores de cinco años padecen de desnutrición en El Salvador, según lo determinó el primer Taller de Nutrición Pediátrica en América Latina, del Instituto de Nutrición de Nestlé en Centroamérica.

El país es el tercero en la región con mayor tasa de desnutrición global en infantes menores de cinco años, superado sólo por Guatemala y Honduras, países con mayor población que El Salvador, dato confirmado por el más reciente estudio del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

Un 22.7% de la población menor de cinco años de Guatemala tiene déficit alimentario y un 16.6% de niños hondureños también. En El Salvador, la prevalencia es de 10.3% y los menores de cinco años representan un 13% de la población total.

En Nicaragua, el  9.6% de los menores de cinco años padece de problemas de deficiencias nutricionales, la situación mejora en Panamá con un 6.8%, República Dominicana con 5.3% y Costa Rica con un 4%.

Edgar Vásquez Garibay, presidente del taller del Instituto de Nutrición de Nestlé, que se realizó a finales de septiembre en Panamá, explicó que los principales problemas nutricionales que enfrenta El Salvador son comunes a los identificados en los demás países latinoamericanos.

“Los principales problemas, como en la mayoría de nuestros países, son las deficiencias de nutrimentos específicos, particularmente hierro, zinc, vitamina A y desnutrición crónica”, dijo a Diario El Mundo.

Obesidad también

Vásquez agregó que no sólo la desnutrición afecta a los países del istmo, sino también el sobrepeso.

Después de los 24 meses  de edad los niños tienden a padecer de sobrepeso, problema que tiende a persistir hasta la vida adulta, dado que un 80% de los niños y adolescentes seguirán teniendo sobrepeso en la adultez.

Durante 2004, El Salvador reportó que por cada mil nacidos, ocho pesaron menos de dos mil 500 gramos al momento del nacimiento. El bajo peso al nacer está relacionado con la obesidad, ya que los pacientes con menor peso aumentan su susceptibilidad para desarrollar obesidad.

El especialista comentó que la desnutrición no ocurre sola, ya que se han identificado patologías originadas por este problema en menores de cinco años.

Padecimientos como diarreas agudas, infecciones respiratorias agudas y la carencia de micronutrimentos se suman a las enfermedades propias de las deficiencias nutricionales.

Vásquez indicó que si el país enfrenta un gran número de casos de males diarreicos y respiratorios, esto debe estar relacionado con la tasa de desnutrición.

“Definitivamente las infecciones de vías respiratorias y los episodios diarreicos forman el siguiente círculo vicioso: infección - desnutrición - falla en la respuesta inmune - infección – desnutrición”, explicó el experto.

Alimentación es un derecho
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), celebra el 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación, fecha en que se fundó este ente.

El tema para este año es “Derecho a la alimentación”, que pese al gran impacto del hambre en el mundo, es un derecho que carece del reconocimiento debido.

El derecho a la alimentación es un derecho humano inherente independiente de dónde se viva.

Publicado por lalagunachalate @ 10:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios